HALSEY_WIDE.png
  • Paula Valles

Bronko Yotte en Brooklyn y su nuevo EP "Deli": cinco canciones en cinco días

Actualizado: 23 de dic de 2019

Nos encontramos con Bronko Yotte en las inmediaciones de una cancha en Brooklyn (Nueva York) para hablar sobre su nuevo disco "Deli". Un viaje que lo llevó a trabajar cinco canciones en cinco días junto a Redbull, un mes antes del estallido social chileno.


Fotografía por Laura Fernandez

Bitácora: 10:00 AM Viernes 27 de Septiembre, Brooklyn (Nueva York)


Pasear por las calles de Brooklyn es al mismo tiempo recorrer parte de la historia del rap y la cultura hip hop estadounidense: Adam Yauch, Jay Z, Mos Def y The Notorious B.I.G. son solo algunos que nacieron de allí. Es un barrio alejado de la locura cotidiana del epicentro de Nueva York en Times Square, con edificios de ladrillos al aire, plazas, street art, colegios y canchas de básquetbol.


A ese barrio llegó Bronko Yotte para trabajar su nuevo EP, Deli, disponible en plataformas digitales desde mañana. Junto a Redbull el plan era trabajar el disco en solo cinco días. "Ha sido bien aprovechado y bien frenético en realidad. No sé en que minuto se me vino a ocurrir el plan de hacer cinco canciones en cinco días. Era bien exigente pero creo que lo logramos".


¿Que es lo que has ido buscando en ese proceso? considerando que viniste con una tarea puntual a NYC


Había venido de vacaciones antes. Ahora trabajando confirmo que estar en una ciudad como Nueva York implica necesariamente elegir, saber exactamente donde quieres ir y que quieres hacer siendo realista con el tiempo disponible.


Acá es fácil volverse loco y tratar de hacer todo. Nuestra idea era pasear durante las mañanas, hacer distintos recorridos y luego en casa alimentarse de esa energía para crear desde ahí. Pero la composición ha sido más difícil de lo que yo esperaba. Porque igual se llega cansado a la casa y empezar a trabajar en el disco a veces no se daba al instante. Pero más allá de los lugares, porque la ciudad tiene puntos bien asombrosos, lo que más me ha sorprendido es la gente, si uno viene con la actitud correcta se encuentra con gente buena onda y te encuentras con casos muy especiales. 


Fotografia por Laura Fernandez

Por ejemplo, el otro día estábamos en Domino Park filmando y haciendo cuñas y nos encontramos con un par de hermanos. Uno de los cuales, el mayor, era un rapero de Brooklyn. Y lo curioso de la situación es que ellos son de los barrios donde nació el rap, pero ellos que nos veían con cámaras en disposición de trabajo como una oportunidad para mostrar lo que hacían. En un momento el era super tímido pero después como que se fue soltando y rapeó frente a la cámara. Ese momento fue muy bonito. Se habla mucho del termino de la apropiación cultural cuando nosotros tomamos algo que vino de acá en Chile, pero lo que sucedió aquí fue raro. Que alguien no sienta que tiene las oportunidades aquí.

 

¿Cómo vinculas lo que pasas y vives aquí con la música?


Lo que he hecho en este último tiempo es trabajar en los beats, entonces la relación entre el ambiente y la música es más abstracta hasta este punto. Ahora viene la parte de las letras, que con cinco temas. Quedó lejos el plan de poder terminar una canción cada día. Me volví a dar cuenta de que cuando yo hago un álbum siempre estoy pensando en el total. Más que en la suma de canciones entonces hago toda la musica primero y después me largo con las letras. Mismo método que he llevado desde Gala (2015)


En ese sentido, no has variado la forma de trabajar los temas en cuanto al método.


No ha variado mucho, lo que sí debe haber más soltura sabiendo que hay un tiempo limitado y hay que darle al EP en ese tiempo. Hay que entrar a la composición de forma menos especulativa y más segura. Sabes que con poco tiempo hay que elegir bien un sample con el que sepas que puedes hacer algo. La búsqueda fue super rápida y eficiente, considerando que en un día saqué los sampleos. Hasta al momento han salido cinco tracks, que me han dejado super conforme, lo que me cuesta. Porque un beat que me guste harto me demora varias vueltas y muchas horas.


¿Como nació este plan junto a Red Bull? 


Redbull este año funcionó con la idea de tener artistas de ellos. Las tres personas con los que decidieron trabajar fueron Catana, NFX y yo. Y el planteamiento que nos hicieron fue, de nosotros proponer un proyecto especial que ninguno hubiera hecho antes y que sintiéramos que pueda servir para hacer progresar nuestra carrera. Imagínate que te planteen eso, como que yo no sabia que responder porque uno esta acostumbrado a que la relación con las marcas sea mucho más inmediata, como fotos a cambio de zapatillas o chelas. Todo más de corto plazo. En cambio acá con el equipo de cultura de Redbull, aparte de tener buenos recursos por parte de la marca. Son cabros que cachan mucho, pasando más allá del click, con un enfoque más artístico y creativo, buscando algo que te haga trascender. Finalmente a la reunión llegué con dos ideas y una era volver a NYC después de haber estado hace un año por aquí. Volver a la ciudad y hacer un disco corto. 


¿Entonces venir a NYC fue tu idea?


En realidad ellos me plantearon el espacio y yo llegue con la idea de hacer un EP. Siempre había tenido la idea de hacer un disco rápido, como soltar el trazo, soltar esto de tanto proceso largo, detallista, que a veces se hace super extenuante. Ir afuera con un plazo acotado era la mejor excusa. Porque uno podría hacer esto en Santiago, pero allá siempre tendrás algo que hacer, un mail que responder o compromisos de distinto tipo. 


Entendiendo que este es un proyecto solista pero que en la realidad y ejecución actual es por lo menos con dos personas más. Que son Macarena Campos, mi compañera en las voces y Daniel Perez. Con este disco igual quería reivindicar la idea de solista, de saber que soy libre de hacer cosas, y ojalá quebrar mis propios esquemas sintiendo la libertad en términos sonoros. Hoy esa posibilidad está, yo a la Maca y al Dani los quiero caleta, son súper importantes en lo que significa este proyecto, pero ha sido bacán hacer algo por mi cuenta en esta oportunidad. 


En Brooklyn se generó un fuerte desarrollo del rap y hip hop ¿Crees que tiene una carga musical especial?


Tiene una carga por supuesto, con un Hip-hop de casi cincuenta años de vida, una expresión cultural joven derivada de una ciudad que viene de hace mucho más tiempo. Eso es lo que hay que entender, no es como que algo nuevo existía y vino algo a cambiar toda la ciudad. Es al revés, porque de como es la ciudad surgió esta expresión. Por lo tanto, no es algo ajeno ni separado, no es aparte del movimiento que ocurre en el resto de la ciudad. Es parte de Nueva York, que sin duda posee una identidad variada, una locura de diversidad. Pero a la vez en esa diversidad hay un encuentro muy fuerte. 


Para mi el tema del hip-hop como genero siempre ha sido problemático, yo no me siento representante de la idea de un genero musical. Yo si bien dentro de las cosas que hago musicalmente rapeo no me siento el portador de una bandera. Siempre eso para mi era limitante, dejando fuera muchos otros aspectos diferentes en mi vida. No me llamaba esa consigna de hacer esto del hip-hop un estilo de vida


¿Cuales son tus referentes en el Hip-hop?


Te menciono algunos de Brooklyn que me gustan, como A Tribe Called Quest, Jay-Z, Mos Def que para mi son artistas de cabecera y surgieron justo aquí. En Queens aquí al lado salió Nas, Mobb Deep. De Bronx igual o de Harlem, salió Princess Nokia por mencionar nombres más actuales que siguen reinventando esto. Son influencias que para mi son referencias, me hacen saber que no debo perder de vista estar acá y haber tenido la oportunidad de trabajar con Redbull, que es un privilegio. Pero uno no tan descabellado entendiendo que la música que sale de Chile tiene esfuerzo, visión, concepto y insistencia en las carreras. Algo valorado en todo el mundo, si tu tienes tu obra artística puedes encontrarte con gente acá que está en la misma, acá donde han surgido proyectos de todo tipo. Tanto Punk que ha habido aquí en la ciudad, tanto Pop, grupos tan importantes como Talking Heads. Que se yo, esta cargado el lugar, por ejemplo el grupo con el que más estoy rayando actualmente es Big Thief que son acá de Brooklyn tambien. 


Me contabas que estabas trabajando los samples de este disco, ¿Eso con los discos que has ido recolectando acá mismo?


Eso es parte del proyecto, la mayoría de los sampleos utilizados en Deli, son todos sacados de acá. El trabajo ha sido salir, ir a las disquerías, buscar discos y encontrar sampleos, utilizando nada más que esos como fuente de sampleo y punto de partida para las canciones. Después claro, le agrego otras cosas, pero la idea original que creo que se esta cumpliendo, es que sea un disco relativamente crudo, basado en sampleos y experiencia de Brooklyn. 


Sin ir más lejos uno de los sampleos de los temas, nace porque en la casa donde nos quedamos habían tres vinilos al azar, y uno estaba como en ruso, era como un compilado de canciones pop de distintas partes del mundo. De ahí saqué un sampleo, como si nada. Esa justamente era la idea, usar los recursos del tiempo como una especie de retiro y desconexión para hacer música. Tal como las bandas se van a la playa a hacer un disco, venir para acá significaba eso. 


Fotografia por Laura Fernandez

¿Como crees que suena el disco? ¿Lo ves distinto a tus trabajos anteriores viniendo de acá?


Si, yo creo que tiene un sonido particular, ahora tiene lógicamente su conexión con lo que ya he hecho, o lo que ya se conoce de mi trabajo. Uno no se puede desligar tanto, aunque en la actualidad estoy buscando crear lenguajes nuevos, parte del fundamento de este viaje, fue tambien buscar métodos que permitan ir en la dirección de cosas nuevas. Algo de identidad propia tendrá este disco, pero quiero conseguir hacerlo más crudo, más experimental, más suelto tanto en lo musical como en lo lírico. 


¿Ahora estas dedicado al cien por ciento a la música, ya no te desempeñas en la educación?


Ya desde casi cinco años, o cuatro años que no hago clase de manera regular. Hasta la salida del disco Gala (2015), lo hice de manera paralela. Los últimos dos años que estuve trabajando en colegios, trabajaba tres días a la semana y los otros dos tenia tiempo para hacer musica. Era difícil igual, pero ese disco salió así. Yo tenia que hacer clases los Martes, Miércoles y Viernes, el disco Gala lo compuse así en el transcurso de cuatro semanas, los Lunes y los Jueves, entonces de repente los Domingos en la noche y los Miércoles en la noche figuraba ahí en la casa escribiendo las letras bien en paralelo.


Bueno ya salido este disco por fin tenia un material que defender y ya era tiempo para jugármela un rato. Ya en los últimos meses siento que como profe estaba con la cabeza un poco en otro lado, no quería andar como en la luna, sino que quería estar conectado. Si iba a hacer algo quería hacerlo bien, sobre todo hacer clases, porque esa es una responsabilidad fuerte, donde se debe conectar en lo personal. Yo era profe de media, pero en el último tiempo me tocó hacer clases de octavo a segundo medio, fue una experiencia muy bonita todavía tengo una conexión muy especial con la gente que me toco trabajar en la sala de clases. 


Considerando que estuviste tan de cerca en el rubro ¿Como ves la paralización de profesores en el último tiempo?


No va a parar, es una bulla necesaria. En la medida que no existan cambios sustanciales, ni dialogo real va a seguir en este gobierno o en el próximo. Lo que pasa es que particularmente en este gobierno no hay dialogo, hay un disfraz de dialogo, hay una criminalización de la demanda social, siempre se encuentran cuñas y casos donde se supone que hay violencia por parte de nuestras causas y nos invalidan.


El manejo de las comunicaciones y de como se cuenta la historia en Chile, sobre las demandas sociales en general es demasiado evidente para mi, demasiado prepotente y violento. Todos los temas que se han instalado son temas que existen, las condiciones en que se estudia, que realmente apuntan a la calidad de vida de la gente existen. Por el lado de los docentes, la pega se puede hacer bien, que se deje de dar por sentado que allá tanto tiempo de trabajo gratis. Es un problema bastante profundo que a veces me cuesta hincarle el diente, pero tengo la esperanza que la gente va a seguir porfiando y se van a lograr cosas pese a lo desfavorable que es el escenario que viene de hace rato. Pero irán pasando las generaciones y seguirá el aguante.


Fotografia por Laura Fernandez

Nuestro Contenido

Siguenos en redes

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Musicboard logo

SERVICIOS

Compra en nuestra

Calidad superior, precio excelente

ⓒ Todos los derechos reservados a SONIDORADAR Limitada