IDLES en Chile: A pesar de todo, la vida es hermosa

Los británicos IDLES se presentaron en la primera jornada de Lollapalooza Chile, entregando un show tan potente que fue una de las sorpresas del festival.


Foto: Raul Bravo / Lollapalooza Chile

Eran las tres de la tarde y el sol pegaba fuerte en las espaldas. Los acordes de Colossus comenzaban lentamente a sonar y de a poco el ritmo empezaba a acelerar. Algunos se preguntaban quiénes eran los cinco tipos arriba del escenario, mientras otros nos preparábamos para el derroche de energía que venía durante la siguiente hora.


IDLES no es la típica banda de rock y tampoco se encasillan en el punk. Así lo han dicho. Lo que hacen los cinco de Bristol es una catarsis donde la sensibilidad pareciera estar enfundada en una energética rabia. Detrás de la furia de IDLES, hay una horda de sentimientos que abrazan a su comunidad.


“He's made of bones, he's made of blood / He's made of flesh, he's made of love / He's made of you, he's made of me / Unity!”, dice su himno pro inmigración, Danny Nedelko.


¿Qué hace de IDLES uno de los mejores shows en vivo que tuvo Lollapalooza? No es solo el repertorio de canciones, que va desde Brutalism (2017) a su reciente disco Crawler (2021). Es la energía con la que entregan esas canciones. Es el sonido demoledor en las guitarras de Mark Bowen y Lee Kiernan, el ritmo firme en la batería de Jon Beavis y el bajo de Adam Devonshire, y la interpretación tan potente y absolutamente sentimental de Joe Talbot.


Además, es el sentimiento de fraternidad en torno a IDLES. No por nada tienen una comunidad de más de 32 mil personas: AF GANG, creada por Lindsay Melbourne y donde los fanáticos comparten su amor por la banda, pero también hablan sobre temas como la salud mental o la autoestima. Una especie de grupo de apoyo donde la música de IDLES ha sido fundamental.


El regreso de Lollapalooza traía consigo la incertidumbre y ansiedad que generaría un espectáculo de gran magnitud, en medio de una pandemia que aún no ha terminado. Pero a pesar de todo, la vida es hermosa y el show de IDLES fue un descubrimiento para quienes no los conocían, y una necesidad de que regresen para quienes queremos que no dejen de volver a este país.


All is love.

In spite of it all, life is beautiful.


Mira el show a continuación:


0 comentarios