alvarodays3.jpg
IR-MARIA-VERT_edited.png

Alvaro Díaz

[#ICD2020] Música y cambio climático: la reflexión de los artistas chilenos frente a la crisis

Este año nos unimos a KEXP para celebrar el International Clash Day. Bajo el lema #ClashForClimate, reflexionamos en torno al cambio climático que enfrentamos en distintas partes del mundo. Aquí los músicos Pedropiedra, Gepe, Amapola Puz, Bronko Yotte y Carolina Cue opinan sobre el tema y cómo la música puede aportar en generar un cambio. PARTE 2.


 

Gepe


¿Qué reflexión tienes sobre el momento que vivimos como país en torno al cambio climático?

En Chile la situación es bastante clara, fuerte, potente e ineludible porque hay dos blancos. Por una lado está el mundo que se está desgastando ecológicamente hablando, es parte de la noticia oficial que el agua se está secando a nivel global, que los bosques se están reduciendo, que hay más incendios que de costumbre. Hay un apetito voraz de una parte de la humanidad que no está pesando en el futuro y no está tomando en cuenta la parte ecológica, que es el bien más preciado de la humanidad. En términos puntuales en Chile, se sabe que es uno de los pocos países del mundo que ha vendido su agua. El agua que se podría considerar potable está siendo vendida no solo a capitales chilenos, sino que a capitales extranjeros.


¿Has tomado acciones para enfrentar la crisis climática desde tu vida cotidiana y ocupación?

Claro, hay gestos que puede uno hacer, como ordenar la basura, lo reciclable, los diferentes tipos de reciclaje que hay. En el lugar donde yo vivo, que es un edificio en el centro de Santiago, hay basureros que se relacionan con diferentes tipos de basura reciclable. También uno se da cuenta que gran parte de la contaminación, en general, y la sequía tiene que ver más con los usos industriales, eso ya se sabe. Creo que también hablando el tema, mantenerlo fresco en la discusión siempre ayuda.


¿Cómo crees que desde la música se puede generar un mensaje de cambio para el futuro?

Creo que han habido etapas en que la humanidad usa la música como bien suntuoso, como un espejo del ego, que no es malo. Y hay otros tiempos en que se pone en función directamente de lo que la sociedad pide, necesita y quiere. Eso está pasando en Chile desde el 18 de octubre. Creo que la música ha ayudado muchísimo, más allá de que hable del tema o no, pero esos primeros días en que hubo toque de queda y mucha violencia de parte de la policía y el gobierno, la música estuvo ahí y acompañó a las personas. Luego de eso, al poco tiempo se empezó a organizar más la música y empezaron a aparecer canciones que tenían que ver con eso, hay canciones del Nano Stern, del Alex Anwandter, de la Ana Tijoux que hablan del tema directamente, no a nivel panfletario, pero sí se refieren a cosas puntuales, a la violencia, a la unidad, mirarnos a las caras, al tema de la violencia ocular. Entonces la música tiene esas dos cosas. Primero como un vehículo emocional para acompañar en catástrofes y en euforia, y también una cosa de uso practico sobre hablar de ciertos temas. Y en termino de los temas ecológicos sin duda tiene una cabida, yo creo que hay un montón de artistas que han hecho temas al respecto.


Bronko Yotte


¿Qué reflexión tienes sobre el momento que vivimos como país en torno al cambio climático?

No estoy muy optimista respecto a cómo se está atendiendo la contingencia ecológica en Chile. El Gobierno chileno dio vergüenza en la reciente COP25, con una postura insustancial y permisiva. Para la élite chilena, muchas veces la fórmula es caer bien, pero siempre protegiéndose entre ellos. Hoy la sequía deja en evidencia el saqueo del agua en distintas regiones del país: cuando hay menos agua, se nota cómo la acaparan, donde las comunidades locales quedan relegadas. Uno de los principales problemas que tiene que acabarse junto con la Constitución del 80 es el del agua privatizada. Y entretanto desde el oficialismo hacen la típica: lanzar campañas para que la gente cuide el agua, de modo que si llega a faltar es culpa nuestra. Por supuesto que todos tenemos que cuidarla, pero partiendo por los que se adueñan de la mayor parte. A la vez, tenemos muchos bosques nativos depradados, y esos suelos erosionados a punta de pinos y eucaliptos. Es un cuestión de privilegios, como todos los grandes problemas humanos actuales.


¿Has tomado acciones para enfrentar la crisis climática desde tu vida cotidiana y ocupación?

Sí, llenar el estanque del inodoro con el agua de la bañera, o usar esta para regar las plantas. Instalar un cabezal a la ducha para que el chorro se logre con mucha menos agua. Tenemos una vermicompostera, en la que echamos casi todos los desechos orgánicos de manera limpia, y con lo que además producimos abono. Reciclamos todo lo que se puede reciclar en Santiago: cartón, tetrapak, vidrio y unos pocos tipos de plástico. Pero todos estos esfuerzos quedan en buenas intenciones si igual hay grandes industrias contaminando sin mayor fiscalización, y si hay hasta políticos participando del negocio del agua.


¿Cómo crees que desde la música se puede generar un mensaje de cambio para el futuro?

Las personas que hacemos música podemos usar nuestra voz, aunque tenga un alcance muy menor en comparación a lo que logran los grandes medios, para generar conciencia sobre la desigualdad que impera en nuestro país y sus consecuencias, entre otras, en el medio ambiente. Personalmente, no creo que escribir canciones tenga necesariamente la función principal de comunicar un mensaje. Esa es una de las distintas funciones que tiene este trabajo, y está bien, pero los músicos no tendríamos que limitar las posibilidades de nuestra creación, solo por el descaro de unas pocas personas poderosas. Sin embargo, hay otras instancias también para compartir estas ideas, y podemos aprovecharlas.


Carolina Cue (Todos me caen bien)