HALSEY_WIDE.png

El largo camino para crear "La Bitácora del Sur", el primer documental que une al indie sudamericano

Hablamos con Omar Diaz, director del documental "La Bitácora del Sur" sobre su travesía para retratar la vida y unión de más de 10 bandas del indie de Sudamérica



Omar Diaz se mantuvo viajando entre diferentes países de sudamérica retratando el indie al sur del mundo. En La Bitacora del Sur (2019) documental que debuta este mes en el festival "Felina" en Linares, Omar acompaña a bandas como El Mató Un Policía Motorizado, 107 Faunos, Niños del Cerro, Julen y la Gente Sola, Suerte Campeón, Las Ligas Menores y más. En un viaje/rodaje que se extendió por casi más de dos años. Conversamos con Omar sobre esta bitácora en Santiago de Chile.


¿De donde viene eso de buscar el indie y retratarlo?


Me gusta la sonoridad del indie y las bandas, pero lo que realmente me termina de convencer es porque me gustaba como distintos países se podían conectar a través de la música. Como se crea una comunidad de artistas, gracias a la música y se transforma en una herramienta para que personas de distintos países se conozcan.


Me pasó que cuando comencé con el documental, la idea era hacerlo solo de bandas chilenas. A mi me gustaba mucho la forma que tenían de trabajar en conciertos y espacios autogestionados. A veces ellos mismos hacían sus propios festivales y sellos. Me gustaba la independencia en la música. Esa libertad.


Cuando me puse hablar con bandas como Niños del Cerro o Animales Extintos en aquel tiempo. Les pregunté por sus referentes, y muchos me mencionaron bandas de Argentina, Perú y Uruguay. Ahí me di cuenta que eso del indie no pasaba solo en Chile. Además con bandas nuevas que reconocían como sus pares existía una comunidad mas horizontal, donde todos veían el trabajo del otro con respeto. 


¿Que espacios crees que fueron los que propiciaron la unión del indie en Chile? 


El Centro Cultural Rojas Magallanes sirvió mucho como un espacio para la unión. También la estrategia de usar las casas para hacer tocatas fue lo que resignificó el espacio donde se generaba la música. Antes de esos espacios en Chile al menos se recurría mucho al bar o a la sala de conciertos. Había un control que ejercían ciertos grupos de poder en la cultura que se quebró. Ya no había poder de decisión sobre que se escuchaba, bajo estas lógicas independientes. 




¿Tu crees que en algún momento las radios hicieron vista gorda al indie chileno?


Yo encuentro que en los medios que son más grandes o masivos, eso siempre pasa. Siempre pasa que ellos miran hacia otro lado hasta que ya no pueden dejar de ignorar la nueva música. Pasa con todos los géneros musicales en Chile. 

Pasó con el trap ahora por ejemplo,los medios los ignoraron por un tiempo y cayeron en una perspectiva conservadora de la cual eligen al artista que quieren mostrar porque tiene más contactos, o se ve bien. Y saben que a la gente le gusta y le dan con eso solamente. No se arriesgan con propuestas nuevas hasta que ya son masivas y tienen su peso propio. 


Seria más interesante que se entendiera la música chilena como algo que esta vivo y que está ocurriendo hoy, que no se quede todo congelado en lo que fueron Los Bunkers o Los Tres, incluso Los Prisioneros. A mi me gustan caleta pero como que ya no existen. Entonces bacán quererlos, recordarlos pero ¿Que ocurre hoy en día? ¿Que esta pasando en el jardín de tu vecino? quizás ahi encontramos algo mucho más actual y que nos represente mejor hoy, si al final la música es un reflejo de la cultura del ahora. 


¿Que bandas están en el documental?


En Argentina están El Mato Un Policía Motorizado, Las Ligas Menores, Bestia Bebé y 107 Faunos. En Chile, están Niños del Cerro y Medio Hermano. En Uruguay están los Julen y la Gente Sola, Carmen San Diego y Mux. En Perú está Suerte Campeón, Mundaca, Juan Gris y Gomas


¿Como crees que funciona la industria del indie en latinoamérica? ¿Hay precariedades, facilidades, beneficios? 


El indie nace de una respuesta a la precariedad de la industria establecida. Si no existiera esa brecha o dificultad entre una banda que esta empezando a tocar y obtener espacios establecidos. No existiría el indie como un espacio de autogestión. 


Eso es justamente lo que busca el indie, ampliar el espectro de posibilidades para que la gente pueda mostrar su música y que esta pueda conectar con la gente.


En el fondo toda esa volá del Lo-fi o el "Hacerlo tu Mismo" (DIY), es una forma de cuestionar que crear música no debe ser para ciertas personas que pueden ir a un estudio y grabar bien. El indie es reaccionario a que puede ser para todos, en lugares alternativos pero que no por eso son menos valiosos. 


¿En que país tu crees que se da más fácil hacer música independiente?


De estos cuatro países, yo creo que Argentina, porque las dimensiones son más grandes. Entonces, por lo general la audiencia termina siendo más grande. Ellos tienen una cultura de valoración hacia su música y sus artistas. Entienden que es algo que deben apoyar. Muchas veces prefieren la música local que la extranjera. Valoran lo creado por su país, ayudando a que más bandas puedan ser conocidas y respaldadas. 


¿Sentiste apoyo en el camino del documental?


Cuando yo hice el intento de que esto fuera un documental sobre el indie sudamericano, calzó que me había ido de viaje junto a mi mamá a Brasil. Ella es super fanática de Brasil y siempre quiere ir. Me pasé a Argentina porque viví allá un tiempo y visité a unos amigos al llegar le escribí a la primera banda de allá, que fueron Las Ligas Menores. Ellas me ayudaron mucho a tener acceso al mundo del indie argentino.


Todo después se dio así. Conociendo bandas mientras los mismos proyectos musicales me ayudaban. Entonces siento que fue un trabajo de todos. Fueron ellos mismos los que de repente me dieron hospedaje, me ayudaron a ir a un lugar. Recuerdo que en Perú me quedé a dormir en la cocina de uno de los músicos. 


¿Como se da el hecho de convalidar tu vida normal con viajar tanto?


Fue difícil, yo creo que por eso tal vez duró tanto tiempo la grabación del documental. Me acuerdo que yo trabajaba en Chile en cualquier cosa, ahorraba y me compraba un pasaje a Argentina, allá hablaba con amigos y hacia pega en videos. Así en cada país. Igual nunca tuve que pagar mucho hospedaje en algún lugar. 


¿Sientes que hubo una obsesión de tu parte con el indie sudamericano?


Si, en su momento. Era una obsesión por la música indie pero tambien por Latinoamérica. Sobre entender como las personas trabajaban en Perú por ejemplo. Como ellos veían la música y la entendían. De que manera se parecían o diferenciaban a lo que yo escuchaba en Chile. Era una curiosidad por entender como se daban esas conexiones entre músicos latinoamericanos. Esa curiosidad fue la que me hizo querer viajar, porque me acuerdo cuando empecé que encontré muy poca info. Entonces el deseo era ir a entender algo que no podía entender desde Chile.


Hay eventos donde se reunió el indie latinoamericano como el Festival Sideral el año pasado donde tu también participaste grabando y haciendo ¿Crees que estas instancias se están dando con mayor facilidad? 


Si, pero creo que van subiendo y bajando. Hay épocas en que tal vez existen mayor cantidad de eventos y festivales. Pero después baja, como que va oscilando. Por ejemplo hace poco se canceló el Primavera Fauna que igual es un espacio de música independiente de afuera. Entonces es un subir y bajar constante. 


¿Como surgió lo del festival Felina?


Lo postulamos junto a varios otros festivales y quedamos. Es un festival que ocurre en Linares, pero también en Talca. La Bitácora del Sur es mi primer documental de la vida entonces he estado de a poco aprendiendo como es el mundo de enviar películas a festivales. Es algo que tiene sus propios códigos para trabajar, plataformas y formas de distribución. Hay otros festivales de los cuales estoy esperando respuesta para mostrar el documental en Santiago y otros lugares. Pero ya entiendo que es algo de paciencia.


¿Esperar lo resultados ha sido difícil, cuales son las reacciones que has recibido al proponer el documental?


Siento que a veces hay algunos organizadores de festivales que no entienden bien de que trata, si es la grabación de un festival en vivo o un vivencial. A algunos les gusta la idea y a otros no tanto. Depende de la linea editorial de los festivales en verdad si queda en ellos.


¿Que pasa con el Cine Pirata? que también es una oportunidad que tu impulsas para unir a artistas y el cine que ellos mismos ven.


El Cine Pirata fue lo primero que armamos como proyecto, cerca del 2017, antes del documental, fue la primera instancia que mezcló el cine con los músicos. Un día nos preguntamos que pasaría si invitamos a las bandas que nos gustan a elegir películas y que ellos tuvieran su favorita, la muestren, nos expliquen por qué les gusta. Y después toquen sus canciones. Siento que ese mundo donde tambien podís conectar dos disciplinas artísticas, es muy interesante. Te permite ver la música (y las películas) de otra forma. 



Ha conectado con el público?


Ha pasado mucho que la gente va por la curiosidad del por qué el artista eligió la película de ese día. Me acuerdo que una fecha junto a Diego Lorenzini donde eligió Querida Encogí a los Niños una comedia noventera, se llenó el lugar. Igual es divertido pensarlo a el como artista desde esa perspectiva también. Es un aspecto que no se ve muy seguido el entender al artista como algo más fuera de su rubro.


¿Como se da la llegada del Cine Pirata a Lima?


A mi me gustaría que el Cine Pirata fuera un medio de transporte para conectar a artistas latinoamericanos con otros países. Que sea el barco pirata donde viajan. Te ayuda a resignificar una tocata acústica, mostrando eso de otra forma. Traer a Santino Amigo a Chile junto al Cine Pirata siento que generará un espacio donde más gente conectará con su música. A futuro igual nos encantaría llevar a artistas chilenos a otros lugares también. La iniciativa me gusta por eso, por que puede ser móvil e itinerante.

¿Te encontraste con sentimientos comunes en las historias de los músicos del documental?


Eso justamente es algo bien interesante que se muestra en el documental, que al final lo que nosotros estamos viviendo en Chile ocurre muy similar y de forma paralela en otros países.


En el fondo todas nuestras realidades como países latinoamericanos son muy parecidas unas y otras, entonces inevitablemente existen conexiones en como vemos las cosas, en como las sentimos, y en que creemos. Evidenciar eso, mostrar a como alguien en Lima le cuesta encontrar un lugar para hacer una tocata, y ver que acá ocurre algo similar, ayuda mucho a conectarnos como sudamericanos. 


¿Hay posibilidades de hacer un lanzamiento gratis para le gente?


Me gustaría hacer una función del documental acompañada de una tocata con bandas chilenas o extranjeras. Donde veamos el documental, conversemos y veamos que le pareció a la gente. 


Por que igual habla del pasado de las bandas, comenzaste este documental hace mucho tiempo y las bandas igual han tenido una evolución hasta el día de hoy ¿Como han recibido los artistas el documental?


Hay una frase que me dijo el Julen de los Julen y la Gente Sola, cuando yo estaba allá en Uruguay. El estaba agradecido de que me pegara el pique hasta Uruguay, me contaba que nadie iba hasta tan lejos a ver que onda la escena, y en esa oportunidad me dijo que era bacán que existiera La Bitácora del Sur, porque puede que toda la escena indie crezca y después podamos ver desde el éxito el documental, de como inició todo. O puede que todo muera y deje de existir, pero será importante tener el registro para recordar de que alguna vez esto existió. 


Puedes revisar el trailer oficial de "La Bitácora del Sur" aquí:



Nuestro Contenido

Siguenos en redes

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Musicboard logo

SERVICIOS

Compra en nuestra

Calidad superior, precio excelente

ⓒ Todos los derechos reservados a SONIDORADAR Limitada